La cápsula de tu vida

Ciudad de las Artes y las Ciencias. Valencia, España. Foto: Nacarid López

Imagina que vives dentro de una gran cápsula que representa tu pequeño Universo, tu vida. Sus paredes, son grandes espejos que representan a las personas que te rodean. Imagina además, que al ser espejos, puedes ver reflejado un aspecto distinto de ti, en cada uno de ellos. Algunos te agradan, otros no tanto, otros te son indiferentes. Te muevas a donde te muevas, te seguirán y lo quieras o no, seguirán reflejando esa parte de ti, para eso están allí, son espejos, esa es su función. Si te enfrentas a uno de ellos con ira, éste te devolverá una imagen agresiva, enrojecida, inestable. Probablemente esto te encolerice más, pues lo interpretarás como una reacción en tu contra. El devolverá una nueva imagen, más agresiva, enrojecida, inestable. El bucle continua hasta que te das cuenta que la fuente eres tu mismo. 

A %d blogueros les gusta esto: