Frecuencias Vibratorias

Uno de los tantos regalos que nos da la vida, son las personas que nos rodean. Desde los más cercanos, como nuestro clan familiar biológico, hasta los habitantes de nuestra ciudad, los conozcamos o no. Cada uno de estos seres, son una parte de nuestra propia vibración, son almas reagrupadas por la Ley Universal de Atracción, con el fin de ayudarse las unas a las otras. Son nuestro escudo y nuestra espada. Nuestra familia álmica.  Somos un mismo grupo desde tiempos ancestrales, vestidos con otros cuerpos y géneros, otras nacionalidades y lenguas, ideales y religiones, pero en esencia, los mismos cuerpos energéticos vibratorios de existencia eterna. Muchas veces nos reconocemos vivamente en medio de una sensación de espontánea  familiaridad. Una sola mirada basta para sentir que le conoces y le amas. 

Cada ser es una frecuencia vibratoria que resuena con aquellas que se encuentren en su misma frecuencia. Son estas resonancias las que componen una melodía determinada, perfecta para cada uno en su momento de conexión. Toda resonancia representa una oportunidad latente para el crecimiento espiritual. Si queremos aprovecharla, es necesario vivir conscientemente el momento presente, ya que así, podremos detectarla. 

La práctica frecuente de la meditación nos ayuda con este acometido.

Nada es casual en nuestras vidas. Mientras más comprendamos esta afirmación, mayor será nuestra capacidad de percepción de estas potentes conexiones que vienen a nosotros atraídas por nuestra frecuencia vibratoria del momento. Una persona, un momento, una palabra envuelve en sí mismo una respuesta, una pieza del rompecabezas llamado existencia. Lo tenemos tan cerca de nosotros y es tan simple, que quizás por eso no solemos verlo. De ahí la importancia de aprender a ser observadores conscientes de nosotros mismos. De abstraernos en una suerte de separación corporal y ser capaces de atar cabos sin juzgar, sólo comprendiendo los hechos, leerlos como si fuesen el guión de una película, nuestra película.

A %d blogueros les gusta esto: