Tus inversiones hablan de tu relación con el dinero

Financiero LaTam

Artículo originalmente escrito para el Financiero LatAm

El dinero experimenta una constante devaluación en mayor o menor grado según el tipo de divisa y su fuerza en el mercado. Quienes se mueven con frecuencia en los medios financieros, son plenamente conscientes de las pérdidas financieras que pueden tenerse, si el dinero no es invertido inteligentemente en otros productos que permitan (como mínimo) mantener su valor. 

Por lo tanto, si queremos mantener unas finanzas saludables (con un valor estable y en constante crecimiento) el paso inmediato a dar es la inversión inteligente.

Sin embargo, y aunque se cuente con importantes cantidades de dinero extra, no todos tenemos el impulso a invertir, incluso a muchos ni les pasa por la mente. Hay quienes lo usan todo, otros que no lo quieren mover de una cuenta bancaria, otros que no paran de sacar cuentas para terminar paralizados de la preocupación. Cada quien tiene una razón personal que los convence de actuar como lo hacen y que tiene como base la relación que tienen con el dinero.

En este sentido, el escritor y experto en finanzas Kane Honda, en su libro Dinero Feliz, nos habla de lo que él ha clasificado como Perfiles Financieros y cuyo entendimiento nos permite ver con mucha claridad, cuál es nuestra relación con el dinero y cómo podríamos cambiarla o mejorarla en caso de no sentirnos cómodos con ella.

Perfiles Financieros

  1. Controlador: Por lo general son personas que vivieron una situación de carencia en la infancia, por lo tanto crecieron decididos de ir a la acción para evitar seguir sufriendo por dinero. Quieren dominar constantemente la situación. Controlar el entorno es su manera de controlar sus sentimientos. Tratan de superar sus problemas con sus acciones. En esta clasificación tenemos a su vez los siguientes perfiles:
    • Gastador: Es feliz gastando dinero tan pronto como lo recibe. Son generosos. Les encanta divertirse. Al haber nacido en un entorno pobre, en el que no disfrutaban, se conceden el derecho a gastar sin control y darse sus gustos. 
    • Acaparador. Disfrutan de ahorrar cada centavo. Les encanta el regateo y van detrás de las ofertas y cupones de descuentos. Se trasladan a cualquier lado a cambio de ahorrar. El ahorro les da seguridad. Suelen casarse con un Gastador porque les provee la diversión que ellos no se permiten. Al Gastador les atrae un Acaparador porque les provee estabilidad, pues un Gastador suele terminar el mes ansioso o preocupado.
    • Adicto a ganar dinero. Adictos al trabajo, les encanta hacer negocio. Son muy buenos invirtiendo, en llevar muchos proyectos financieros a la vez. Para ellos más dinero y más trabajo es más seguridad y más felicidad. Debido al exceso de trabajo se alejan de su propia vida. Se sienten respetados. Pueden aprovecharse de otro o engañar con el fin de obtener más dinero.
  1. Indiferentes: Viven la vida sin pensar en el dinero. Son personas muy afortunadas, agradables y de buen corazón, no son codiciosos y no les interesa aprovecharse de las personas. Por lo general vivieron una infancia sin preocupación por el dinero. No fueron necesariamente ricos, pero con lo necesario para vivir bien. Eligen su profesión basándose en lo que saben que pueden hacer bien más que por lo que puedan ganar. Pueden pasar todo su vida sin preocuparse por el dinero, eso los hace muy felices y relajados. Por lo general sus parejas son las que llevan las finanzas del hogar. Tienden a ser hijos únicos que no tuvieron que pelearse por nada. Felices, pero indiferentes al dinero, lo cual no es del todo bueno.
  1. Temeroso: Le temen tanto al dinero que intentan huir de él. En su niñez vivieron experiencias traumáticas que les hizo creer que el dinero es malo o peligroso. Como resultado tienen problemas financieros. Desarrollan problemas de supervivencia. Se preocupan tanto que generan resentimiento hacia el dinero. El Temeroso se divide a su vez en los siguientes perfiles. Los perfiles no son absolutos, podemos tener combinaciones de ellos.
    • Hippie. Se mantienen lejos del capitalismo. Piensan que es terrible. Cultivan su propia comida. Aunque son indiferentes al dinero por considerarlo un mal del capitalismo, no son genuinamente felices como el Indiferente pues el Hippie siente resentimiento al dinero, piensan que el dinero es su enemigo. Para ellos tener dinero puede significar que intentaron sacar beneficio de otras personas para obtenerlo. Al sentir que el dinero es malo, no disfrutan.
    • Apostador. Destruyen sus vidas haciendo cosas bastante improductivas. Apuestan no solo en casinos sino en muy malos negocios. Le temen al dinero y por eso no pueden conseguirlo o ahorrarlo, actuando (inconscientemente) para perderlo.
    • Ahorrador-derrochador. Saben como divertirse, pero luego se arrepienten y ahorran. Viven en un péndulo entre el miedo y la emoción. Ahorran mucho y luego lo gastan todo.
    • Aprensivo. Se preocupan por el dinero, pueden ser una combinación del ahorrador-temeroso. No hacen más que preocuparse. No ahorran ni gastan, solo se preocupan. Si alguien les pide prestado, se preocupan por el retorno de su préstamo, si tienen que estudiar les preocupa sentir que ese dinero les podría servir para otra cosa. Tienen problemas de confianza, no creen que la vida pueda cuidar de ellos, su peor pesadilla es creer que algún día pudieran quedarse sin dinero.

Conocer un perfil te libera del dinero, te ayudará a mejorar tu relación con él, incluso te ayudará a mejorar la relación con tus padres, pareja y amigos. Kane Honda

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

A %d blogueros les gusta esto: