Tus inversiones hablan de tu relación con el dinero

Financiero LaTam

Artículo originalmente escrito para el Financiero LatAm

El dinero experimenta una constante devaluación en mayor o menor grado según el tipo de divisa y su fuerza en el mercado. Quienes se mueven con frecuencia en los medios financieros, son plenamente conscientes de las pérdidas financieras que pueden tenerse, si el dinero no es invertido inteligentemente en otros productos que permitan (como mínimo) mantener su valor. 

Por lo tanto, si queremos mantener unas finanzas saludables (con un valor estable y en constante crecimiento) el paso inmediato a dar es la inversión inteligente.

Sin embargo, y aunque se cuente con importantes cantidades de dinero extra, no todos tenemos el impulso a invertir, incluso a muchos ni les pasa por la mente. Hay quienes lo usan todo, otros que no lo quieren mover de una cuenta bancaria, otros que no paran de sacar cuentas para terminar paralizados de la preocupación. Cada quien tiene una razón personal que los convence de actuar como lo hacen y que tiene como base la relación que tienen con el dinero.

En este sentido, el escritor y experto en finanzas Kane Honda, en su libro Dinero Feliz, nos habla de lo que él ha clasificado como Perfiles Financieros y cuyo entendimiento nos permite ver con mucha claridad, cuál es nuestra relación con el dinero y cómo podríamos cambiarla o mejorarla en caso de no sentirnos cómodos con ella.

Perfiles Financieros

  1. Controlador: Por lo general son personas que vivieron una situación de carencia en la infancia, por lo tanto crecieron decididos de ir a la acción para evitar seguir sufriendo por dinero. Quieren dominar constantemente la situación. Controlar el entorno es su manera de controlar sus sentimientos. Tratan de superar sus problemas con sus acciones. En esta clasificación tenemos a su vez los siguientes perfiles:
    • Gastador: Es feliz gastando dinero tan pronto como lo recibe. Son generosos. Les encanta divertirse. Al haber nacido en un entorno pobre, en el que no disfrutaban, se conceden el derecho a gastar sin control y darse sus gustos. 
    • Acaparador. Disfrutan de ahorrar cada centavo. Les encanta el regateo y van detrás de las ofertas y cupones de descuentos. Se trasladan a cualquier lado a cambio de ahorrar. El ahorro les da seguridad. Suelen casarse con un Gastador porque les provee la diversión que ellos no se permiten. Al Gastador les atrae un Acaparador porque les provee estabilidad, pues un Gastador suele terminar el mes ansioso o preocupado.
    • Adicto a ganar dinero. Adictos al trabajo, les encanta hacer negocio. Son muy buenos invirtiendo, en llevar muchos proyectos financieros a la vez. Para ellos más dinero y más trabajo es más seguridad y más felicidad. Debido al exceso de trabajo se alejan de su propia vida. Se sienten respetados. Pueden aprovecharse de otro o engañar con el fin de obtener más dinero.
  1. Indiferentes: Viven la vida sin pensar en el dinero. Son personas muy afortunadas, agradables y de buen corazón, no son codiciosos y no les interesa aprovecharse de las personas. Por lo general vivieron una infancia sin preocupación por el dinero. No fueron necesariamente ricos, pero con lo necesario para vivir bien. Eligen su profesión basándose en lo que saben que pueden hacer bien más que por lo que puedan ganar. Pueden pasar todo su vida sin preocuparse por el dinero, eso los hace muy felices y relajados. Por lo general sus parejas son las que llevan las finanzas del hogar. Tienden a ser hijos únicos que no tuvieron que pelearse por nada. Felices, pero indiferentes al dinero, lo cual no es del todo bueno.
  1. Temeroso: Le temen tanto al dinero que intentan huir de él. En su niñez vivieron experiencias traumáticas que les hizo creer que el dinero es malo o peligroso. Como resultado tienen problemas financieros. Desarrollan problemas de supervivencia. Se preocupan tanto que generan resentimiento hacia el dinero. El Temeroso se divide a su vez en los siguientes perfiles. Los perfiles no son absolutos, podemos tener combinaciones de ellos.
    • Hippie. Se mantienen lejos del capitalismo. Piensan que es terrible. Cultivan su propia comida. Aunque son indiferentes al dinero por considerarlo un mal del capitalismo, no son genuinamente felices como el Indiferente pues el Hippie siente resentimiento al dinero, piensan que el dinero es su enemigo. Para ellos tener dinero puede significar que intentaron sacar beneficio de otras personas para obtenerlo. Al sentir que el dinero es malo, no disfrutan.
    • Apostador. Destruyen sus vidas haciendo cosas bastante improductivas. Apuestan no solo en casinos sino en muy malos negocios. Le temen al dinero y por eso no pueden conseguirlo o ahorrarlo, actuando (inconscientemente) para perderlo.
    • Ahorrador-derrochador. Saben como divertirse, pero luego se arrepienten y ahorran. Viven en un péndulo entre el miedo y la emoción. Ahorran mucho y luego lo gastan todo.
    • Aprensivo. Se preocupan por el dinero, pueden ser una combinación del ahorrador-temeroso. No hacen más que preocuparse. No ahorran ni gastan, solo se preocupan. Si alguien les pide prestado, se preocupan por el retorno de su préstamo, si tienen que estudiar les preocupa sentir que ese dinero les podría servir para otra cosa. Tienen problemas de confianza, no creen que la vida pueda cuidar de ellos, su peor pesadilla es creer que algún día pudieran quedarse sin dinero.

Conocer un perfil te libera del dinero, te ayudará a mejorar tu relación con él, incluso te ayudará a mejorar la relación con tus padres, pareja y amigos. Kane Honda

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

La creatividad como una vía de manifestación del Ser

Financiero LatAm

Artículo originalmente escrito para el Financiero LatAm

Cuando hablamos de creatividad, lo primero que nos viene a la mente es  alguna disciplina artística: pintura, música, diseño; o quizás la publicidad y el mercadeo de todo cuando consumimos. Esta relación mecánica nos disocia automáticamente de la posibilidad de ser creativos si no somos artistas o publicistas, reforzando (adicionalmente) la creencia popular de que este es un don con el que solo algunos nacen.

Han sido los artistas quienes desde la antigüedad han visibilizado la creatividad humana a través de sus obras. Como bien lo comenta el Dr. Jesús Garcías González: vivimos en una sociedad basada en la producción y el consumo, por lo tanto se le da mucho peso a la creatividad comercial de los publicistas, de los ingenieros que diseñan objetos útiles o inútiles pero vendibles, de los compositores de música pegadiza, escritores de “superventas”. 

Todo esto es apenas una visión parcial (e incorrecta) de la verdad detrás de la creatividad.

La creatividad sufre los mismos estigmas que la espiritualidad, no creemos que forman parte de nosotros. Y esta aparente coincidencia tiene mucha lógica considerando que la creatividad va de la mano de la espiritualidad.

Desde mi punto de vista (que es una visión marcadamente espiritual) creo que el ser humano fluye en una fuente inagotable de energía que es la misma energía “creadora” de toda existencia, no solo existimos en ella, sino que somos una ínfima parte de ella. “Estamos hechos a imagen y semejanza”. 

Al heredar las mismas propiedades de esta energía, somos capaces de crear o materializar todo cuanto pasa por nuestra mente. De hecho, esta es una actividad que hacemos constantemente. Cuando un niño dibuja, está creando. Cuando modificamos una receta de comida y preparamos un plato diferente, estamos creando. Cuando decimos que hacemos magia para hacer rendir nuestro tiempo, estamos “creando” estrategias personalizadas para lograrlo. Vivimos en una constante creación, pero al no poderlo asociar con el arte plástico o literario (por decir algo), no lo consideramos creatividad.

La creatividad forma parte del orden natural de la vida. La vida es energía: pura energía creativa. Julia Cameron. El Camino del Artista

No tenemos que ser artistas para considerarnos creativos, pero si es de mucho valor considerar nuestra esencia espiritual para usar el máximo potencial que nos ofrece la energía creativa. Si nos detuviésemos a conocer a profundidad a una persona con mucho talento en el ámbito creativo, podríamos descubrir su fuerte conexión con el entusiasmo (del griego enthousiasmós) que etimológicamente significa ‘rapto divino’ o ‘posesión divina’. En otras palabras, en conexión con la energía divina o creadora, de donde proviene el flujo inagotable de su extraordinario talento. La creatividad no está en la mente sino en nuestra alma. Mientras más auténticos somos, mayor es nuestra capacidad creativa, ya que esta es una expresión de nuestro verdadero Yo: el Espíritu

La creatividad es la manifestación de la experiencia que vive dentro de ti y puede que vivas  la mayor parte de tu vida sin ser consciente de ello. Pero si te detienes a pensarlo, cuando conectas con la sutilidad de tu esencia real y la manifiestas a través de algún tipo de creación, estás siendo ese artista a quien tanto admiras, pero que no sabes reconocer en ti mismo.

Conectar con tu ser interior significa conectar con la fuente infinita de tu creatividad.

Tips para conectar con tu creatividad

Meditación: Dedica de 5 a 10 minutos diarios al silencio y a la paz que produce el cese o disminución de la actividad mental.  

La escritura libre: Cada mañana, después de tu práctica de meditación y antes de iniciar cualquier otra actividad, dedica unos minutos a escribir todo cuanto pasa en ese momento por tu mente, sin prestar atención a ningún hilo conductor o coherencia alguna. Hazlo por el simple placer de liberar de tu mente todo el ruido que impide la conexión con tu ser.

Usa el sonido puro: Antes de iniciar tu proceso creativo, dedica de 5 a 10 minutos a escuchar frecuencias que permitan la disminución de tu actividad cerebral, como las emitidas por un cuenco de metal o cuarzo o por música registrada en frecuencias de 432Hz, las cuales puedes conseguir fácilmente en internet.

Canta mantras: Antes de iniciar tu proceso creativo, dedica de 5 a 10 minutos a cantar un mantra con el que te sientas identificado (puedes iniciar con el Om). Su repetición consciente y con total estado de presencia te permitirá la disminución de tu actividad cerebral. Inicia el canto con voz audible y ve disminuyendo paulatinamente hasta transformarlo en un canto mental. 

Punto Cero de Ho’oponopono: En la filosofía del Ho’oponopono (práctica espiritual Hawaiana) existen palabras conocidas como palabras gatillos que se usan con un fin específico. Punto Cero es una frase gatillo dedicada a la invocación de nuestra conexión con la energía cero o energía creadora  inmanifestada. Mientras lo haces, centra tu atención en el punto ubicado entre las cejas conocido como centro crístico.

Negarse a ser creativo es obstinarse en contra de nuestra propia naturaleza. Julia Cameron 

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

El auge de las Terapias complementarias

Artículo originalmente escrito para El Financiero LatAm

“Me encantaría usar tus servicios, pero me da un poco de miedo”. “¿Tan mal crees que estoy para tener que ir con un psicoterapeuta?”. Estas son dos de las frases más comunes que suelo escuchar cuando propongo el uso de Terapias Complementarias, otrora conocidas como alternativas, en especial cuando observo que su sintomatología presenta un fuerte componente emocional. Aun cuando hoy día los tratamientos que complementan las indicaciones médicas convencionales son más frecuentes y aceptados por la sociedad, persiste la asociación del uso de psicólogos y psicoterapeutas con enfermedades mentales crónicas,  o el uso del sonido y cantos mántricos (por ejemplo) con chamanismo y brujería. Tal visión tiene sus bases en épocas en las que los enfermos mentales eran considerados embrujados o poseídos por el demonio, y cuyos tratamientos “alternos” incluían desde el exorcismo hasta la “purificación de almas” en la hoguera.

Esta creencia aún persiste en el consciente colectivo. Nos permitimos hablar con normalidad respecto a padecer un tumor de mama, pero nos avergonzamos de expresar que sufrimos depresión o ansiedad.

Terapias Alternativas vs. Complementarias

El término Terapia Alternativa solía usarse para referirse a aquellos tratamientos o intervenciones que se aplicaban “en lugar de”, y no “conjuntamente con” la medicina convencional (como lo hacen las Terapias Complementarias). 

La mayoría de las veces las personas recurren a este tipo de tratamientos cuando el parte médico ha indicado un desahucio o cuando se sienten totalmente agotados de cargar con una enfermedad que parece no terminar nunca, agotando los tratamientos médicos convencionales. Esto les impulsa a buscar desesperadamente otra opinión o forma de ayudarse.

En mi experiencia como terapeuta en la indagación de emociones personales, me suelo topar con personas que en principio le temen a lo que puedan redescubrir de ellos mismos, o quienes prefieren evitar revivir momentos de intenso sufrimiento que habían dado ya por superados y olvidados. Sin embargo, luego de pasar por la experiencia de la terapia, se dan cuenta de que era mucho más simple de lo que pensaban y reconocen la gran liberación y cambio que ha aportado a sus vidas.

Con el paso de los años y gracias a los numerosos testimonios de personas sanadas por este tipo de intervenciones, el revisar una opción que complemente el tratamiento médico, ha pasado a ser incluso una indicación del propio médico de cabecera y con ello un aval de confianza para el paciente que recurre a ella. Por otro lado, los que trabajamos en esta área no convencional del Sector Salud, no indicamos por ningún motivo abandonar el tratamiento médico que el paciente esté llevando al momento de presentarse a consulta.

Tipo de Terapias Complementarias

Es importante tener un conocimiento básico de las distintas opciones que hoy día pueden complementar nuestro proceso de sanación, el cual no se refiere exclusivamente a recuperarse de una enfermedad, sino también a alcanzar un equilibrio emocional, físico y espiritual que nos permite un cambio muy beneficioso en nuestro estilo de vida y por consiguiente en nuestra salud física.

La siguiente clasificación ha sido realizada por el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de Estados Unidos y publicada por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en su sitio oficial (aecc.es)

Sistemas integrales o completos Constan de un sistema de teoría y práctica. Terapias que incluye: La Homeopatía, la Naturopatía, el Ayurveda y la Medicina Tradicional China (como la acupuntura).

Terapias biológicas Se caracterizan por el empleo de sustancias como hierbas, alimentos y vitaminas, suplementos dietéticos, productos de herboristería (terapias aún no probadas científicamente)

Métodos de manipulación y basados en el cuerpo Se trata de métodos que se centran en la manipulación o en el movimiento de una o más partes del cuerpo, como la quiropráctica, la osteopatía, la quiropraxia, reflexología, shiatsu, la aromaterapia y los masajes.

Enfoques sobre la mente y el cuerpo Incluye prácticas que concentran la interacción entre la mente, el cuerpo y comportamiento, y técnicas de control mental que afectan las funciones físicas y promueven la salud. Entre ellas destaca el yoga, la meditación, la oración, la curación mental y terapias creativas relacionadas con el arte, la música o la danza. Igualmente aquellas que promueven el origen emocional de la enfermedad y, por tanto, la curación mediante la resolución del conflicto como: La Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer, Bioneuroemoción, Biodescodificación, Bioreprogramación, etc.

Terapias sobre la base de la energía Se basan en el empleo de campos de energía para influir en el estado de salud. Técnicas como el Taichi, Reiki, Qi gong (chi-kung), terapia floral o toque terapéutico, trabajan sobre el aura y energías que rodean el cuerpo humano. Otras, como las terapias bioelectromagnéticas (terapia biomagnética o con campos magnéticos), utilizan de manera no convencional, campos electromagnéticos o de corriente alterna o directa con el mismo fin.

Notas Importantes

  • Recurrir a centros o terapeutas con reconocida experiencia en el uso de la terapia aplicada.
  • Tener disposición real (mente abierta) a este tipo de tratamientos.
  • En caso de enfermedades físicas en tratamiento, acudir a este tipo de terapias como complemento del tratamiento médico convencional.

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

¿Cómo te conectas con la creatividad?

En respuesta a mi compi Paula Valero (IG: @pauiamor2 )

Tips
1. Escritura Libre
2. Sonido (frecuencia 432hz)
3. Usar mano dominante para hacer preguntas y la no dominante para responder
4. Usar frase gatillo “Punto Cero” de Ho’oponopono.

Ahora te dejo a ti la batuta.
¿Qué haces para conectar con la creatividad?

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

Los 4 Planos de la Abundancia – Parte 4

Una reinterpretación de un trabajo de Miguel Valls

2ndo. Plano Energético

*Abundancia energética
*Credibilidad y Méritos
*La forma de crear abundancia en este plano se relaciona a la credibilidad en nosotros mismo y el trabajo en la creación de méritos personales.

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

Los 4 Planos de la Abundancia – Parte 2

Una reinterpretación del trabajo de Miguel Valls

4to. Plano Material o Físico

*Abundancia Tangible *Riqueza de bolsillo (divisas) y riqueza natural (inversiones)
*La forma de crear y mantener abundancia en este plano es a partir de las inversiones inteligentes y el agradecimiento *Valorarnos a través de la inversión amorosa en nosotros mismos.

En amistad divina
Nacarid
nacarid.com

¿Cuál es la materia prima de la existencia?

Artículo originalmente escrito para Financiero LatAm

¿Cuál es la materia prima de la existencia?

Uno de los fundamentos de la filosofía budista para poder alcanzar la realización del Ser o verdadera liberación del sufrimiento, se basa en la correcta comprensión de la mente.

Gueshe Kelsang Gyatso, en su libro Cómo comprender la Mente, la define como  “aquello cuya naturaleza es vacía como el espacio, que siempre carece de materia, forma y color, y cuya función es percibir o comprender objetos”.

Su visión espiritual establece que la naturaleza y funciones de la mente son independientes a las del cuerpo. La mente no es el cuerpo.

En el momento de nuestra muerte, la mente no deja de funcionar, ni extingue su existencia, aun cuando nuestro cuerpo si lo hace.

Este mismo concepto se conoce en otras filosofías espirituales como “alma” o “energía” independiente de la materia, que conserva su individualidad después de la muerte.

Un Ser Inmaterial
Indiferentemente de la etiqueta que se use,  la mayoría de las visiones espirituales coinciden en que existe un Ser inmaterial e individual que mora en nosotros y que sobrevive a nuestro cuerpo.

La inmaterialidad y existencia eterna es el factor común en la cosmogonía del espíritu.

Del lado de la ciencia, la Teoría de la Relatividad de Einstein afirma que la materia es energía altamente condensada y que todo en el Universo es energía, por lo que se encuentra en constante transformación (nunca muere).

La Física Cuántica en sus estudios de partículas subatómicas, afirma que la materia es energía en un estado vibracional bajo, cuyos electrones vibran a un ratio aproximado de quinientos billones de veces por segundo, generando la aparente densidad de la materia.

Estas visiones científicas no distan mucho de la espiritual en la percepción inmaterial y eterna de todo cuanto nos rodea.

¿Cuál es el origen primario?

Desde una óptica u otra, la incógnita es ¿cuál es el origen primario o materia prima de esta energía?. ¿Cuál es la materia primitiva que lo sustenta?.

Los antiguos siempre han hablado del plasma como el ante-estado o estado de existencia antes de la materia, que llega a nosotros a través de los rayos del sol.

Esta es una concepción que por ahora está más allá de lo que podamos comprender con el intelecto, pues plantea una existencia sin tiempo ni espacio, un eterno ser y estar, inmaterial e infinito, con una posible intensión inherente alineada en equilibrio con el todo. 

En el libro de los Espíritus de Allan Kardec, se habla de un fluido especial universalmente esparcido, que conforma la fuerza íntima que produce el fenómeno de la vida, conocido como fluido vital.

Según la Doctrina Espírita, principio en el que se basa este libro, el  “fluido cósmico universal” o “materia cósmica primitiva”, como también se le conoce, es la causa primera u origen del todo y a través de sus modificaciones (transformaciones) surge toda la variedad de sustancias y materia existente.

El fluido cósmico universal es la materia elemental primitiva y sus modificaciones y transformaciones constituyen la gran variedad de los cuerpos de la Naturaleza. (Allan Kardec, El Génesis)

Hay un fluido etéreo que llena el espacio y penetra a los cuerpos. Este fluido es el éter o materia cósmica primitiva, generador del mundo y de los seres. (Allan Kardec, El Génesis)

Dios como principio único 

Entre las distintas definiciones que se pueden conseguir asociadas a la palabra Dios, la más generalizada y la que nos permite evitar conflictos de doctrinas morales,  es la que lo define como una energía no manifestada que lo es potencialmente todo.

Es un concepto muy similar a el de fluido cósmico del que hablaba el principio Espírita, que crea al Universo e impregna toda la nueva existencia a partir de sí mismo.

También se asemeja al ante-estado (plasma) del que hablaban los antiguos, que está constantemente creando y fluyendo a través de los rayos del sol, guiado por una intensión que bien podría ser equivalente a la conocida “voluntad de Dios” y al “hágase la luz” de las escrituras cristianas.

Todas las cosmovisiones aparentemente nos llevan a un Dios (con distintos nombres) como “la Inteligencia Suprema o Causa primera de todas las cosas”.

Mientras no tengamos comprobaciones científicas más contundentes respecto a cuál pudiera ser la materia prima de la creación, me gustaría quedarme con la visión que nos deja la doctrina Espírita y que Allan Kardec comparte en el Libro de Los Espíritus.

A fin de cuentas, antes de la Teoría de la Relatividad de Einstein y las impactantes conclusiones de los estudios de la Física Cuántica, eran muchas las concepciones relacionadas con el universo y la materia que tampoco contaban con tal comprobación, pero ya eran ampliamente comprendidas y presentadas por los sabios de la antigüedad:

“Ese fluido cósmico que llena el Universo tan generosamente en las regiones inmensas, ricas en cúmulos estelares. Ese fluido de distinto grado de condensación que puebla el cielo sideral que no brilla aún y está modificado, en mayor o menor medida, por combinaciones diversas según las localizaciones de la extensión, es la sustancia primitiva en la que radican las fuerzas universales de las que la Naturaleza ha obtenido todas las cosas (Allan Kardec, El Génesis).”

En amistad divina 
Nacarid.

Los 4 Planos de la Abundancia – Parte 1

Una reinterpretación de trabajo de Miguel Valls

Dinero vs Abundancia

  • Dinero: transformador de energía
  • Abundancia: flujo natural del Ser

En qué fase de nuestra consciencia estamos generando abundancia o escasez a nuestra vida. ¿Cómo reconocerlo?. ¿Cómo evitarlo?

En amistad divina
Nacarid❤️
nacarid.com