Juegos de mesa modernos como práctica para la concentración

Los juegos de mesa han sido una constante en mi vida desde pequeña. Con la llegada de los juegos de mesa modernos, mi pasión se reafirmó, gracias a la variedad y complejidad de sus estrategias, elementos del juego, ambientación y su importante aporte a la interacción social.

Algo que he notado con ésta práctica, es la desconexión, momentos para compartir y en especial el fortalecimiento de mi concentración y enfoque, hábitos indispensables en la meditación y razón por la cual lo comparto en este espacio.

Jugar, además, es muy saludable para mantener activa nuestras capacidades mentales.

En amistad divina
Nacarid ❤️
nacarid.com

Posición correcta – Asana


En esta oportunidad los invito a adquirir el hábito diario ( si ya no lo tienen) de adoptar una posición correcta de la espalda,sea que estén sentados o de pie. Lo recomendable es mantener la espalda recta, sin infligir tensión y tratar de mantenerla así lo máximo posible del día. Esta posición es saludable para nuestra estructura ósea, y muy útil para obtener concentración en cualquier tipo de actividad. 

Durante la meditación, esta posición de la espalda, abre paso a un movimiento enérgico magnético de nuestros chakras, que absorbe las vibraciones de nuestros sentidos, desconectándolos de la vibración energética externa (las distracciones) lo cual nos induce a un estado de concentración profundo. 

Posición en meditación: Te puedes sentar en una silla sin brazos o en el suelo, espalda recta sin tensión , barbilla perpendicular al piso, vientre suavemente contraído, hombros ligeramente hacia atrás de manera que saques un poco el pecho, ojos cerrados centrados en el entrecejo.

Una cosa a la vez. Entrenemos nuestra mente

View this post on Instagram

Todo cambio que queramos hacer en nuestras vidas requiere de dedicación y disciplina, en especial en la creación de nuevos hábitos. Para lograr que nuestra mente sea disciplinada durante nuestra meditación diaria, debemos ayudarla a crear el hábito de enfocarse en un único objeto de conocimiento a la vez. Para ello, a mi me ha servido poner en práctica la realización de una actividad a la vez en mis tareas cotidianas. Ten a la mano tu libreta ( física o digital) para anotar tus tareas del día y ve realizándolas una a una, enfocando tu atención en aquella que estas realizando en el momento. Si tienes que enviar e-mails, cierra todas las ventanas del navegador y concentra tu atención solo en la redacción y envío ( a menos que las ventanas tengan que ver con el propósito de tu correo). Si debes atender una llamada, deja todo lo que estés haciendo y dedica tu atención a la llamada. Incluso en el sencillo hecho de comer, dedica 100% tu atención a tu comida, mastica lentamente, disfruta de los sabores y texturas. Esta práctica, te permite desarrollar la actividad mas efectivamente con un mejor resultado, liberar tu mente de ruido, por lo tanto mantenerla fresca en todo momento y mejorar tu nivel de concentración. Una vez creado el hábito, te será mucho más fácil ordenarle a tu mente que se concentre al momento de tu meditación. En amistad divina Nacarid ❤️ nacarid.com

A post shared by Nacarid Lopez (@nacarid) on

Todo cambio que queramos hacer en nuestras vidas requiere de dedicación y disciplina, en especial en la creación de nuevos hábitos.

Para lograr que nuestra mente sea disciplinada durante nuestra meditación diaria, debemos ayudarla a crear el hábito de enfocarse en un único objeto de conocimiento a la vez. Para ello, a mi me ha servido poner en práctica la realización de una actividad a la vez en mis tareas cotidianas. Ten a la mano tu libreta ( física o digital) para anotar tus tareas del día y ve realizándolas una a una, enfocando tu atención en aquella que estas realizando en el momento. Si tienes que enviar e-mails, cierra todas las ventanas del navegador y concentra tu atención solo en la redacción y envío. Si debes atender una llamada, deja todo lo que estés haciendo y dedica tu atención a la llamada. Incluso en el sencillo hecho de comer, dedica 100% tu atención a tu comida, mastica lentamente, disfruta de los sabores y texturas.


Esta práctica, te permite desarrollar la actividad mas efectivamente con un mejor resultado, liberar tu mente de ruido, por lo tanto mantenerla fresca en todo momento y mejorar tu nivel de concentración. Una vez creado el hábito, te será mucho más fácil ordenarle a tu mente que se concentre al momento de tu meditación.

En amistad divina
Nacarid ❤️

La cápsula de tu vida

Ciudad de las Artes y las Ciencias. Valencia, España. Foto: Nacarid López

Imagina que vives dentro de una gran cápsula que representa tu pequeño Universo, tu vida. Sus paredes, son grandes espejos que representan a las personas que te rodean. Imagina además, que al ser espejos, puedes ver reflejado un aspecto distinto de ti, en cada uno de ellos. Algunos te agradan, otros no tanto, otros te son indiferentes. Te muevas a donde te muevas, te seguirán y lo quieras o no, seguirán reflejando esa parte de ti, para eso están allí, son espejos, esa es su función. Si te enfrentas a uno de ellos con ira, éste te devolverá una imagen agresiva, enrojecida, inestable. Probablemente esto te encolerice más, pues lo interpretarás como una reacción en tu contra. El devolverá una nueva imagen, más agresiva, enrojecida, inestable. El bucle continua hasta que te das cuenta que la fuente eres tu mismo. 

Cuando este “Yo” muera, sabré quién soy

Esta es una frase que se puede leer en las escrituras hindúes y hace referencia a la identificación genuina con nuestra verdadera esencia. Cuando “yo” muera, en realidad nos habla de la yoidad identificada con los burdos sentidos y sus objetos (el cuerpo físico y el mundo material)[1]. Para llegar a comprender quién realmente somos, debemos alcanzar la identificación con el ego divino, que es aquel que se expresa a través de la sabiduría intuitiva pura. El ego divino es nuestra expresión más elevada: el alma o reflejo individual del Espíritu. Este estado se presenta en su expresión plena, cuando ésta (el alma) abandona el cuerpo y se desconecta de la abrumadora e ilusoria información que recibe a través de los sentidos y sus acciones. 

Sin embargo, no tenemos que esperar de brazos cruzados a la muerte física y definitiva del cuerpo para poder alcanzar esta gloriosa realización del Ser, pues si lo hacemos, de cierta forma habríamos perdido la bendición de esta preciosa existencia humana. 

Durante nuestra vida, cada noche al irnos a dormir, experimentamos “pequeñas muertes” (como le llaman los Budistas) durante nuestra fase más profunda de sueño. Por un tiempo determinado, nuestros sentidos se apagan, permitiéndole al alma expresarse en su totalidad y vibrar en plena armonía con el cosmos. En ese momento de separación “somos Uno con la totalidad” y nuestra conciencia desarrolla su máximo poder creador, convirtiéndose en numerosas imágenes, seres, criaturas, objetos. Concediéndole a cada una , identidad propia, una individualización aparentemente separada de su creador, el soñador. Pero el soñador y lo soñado, son exactamente lo mismo. En las escrituras orientales se propone que nuestro proceso de ensoñación representa un microcosmos de nuestra propia existencia en estado de vigilia. Siendo nosotros una individualización de un soñador superior.  Existen varias corrientes que se enfocan en el estudio de los sueños para alcanzar este grado de comprensión elevada del Yo, aún así, esta fase muchas veces se traduce en una realización inconsciente, que olvidamos al despertar. 

Con el mismo propósito de encontrar la verdad, se han usado desde la antigüedad, distintos tipos de alucinógenos como un medio rápido de separación de lo que los hindúes llaman “ilusión máyica” de la vida (la muerte del “yo”). Pero, al igual que la fase de ensoñación, este método, la “mayoría de las veces” no pasa de ser un proceso inconsciente de separación, que termina olvidándose o quedando como una experiencia alucinante. Aunque para el buscador real, puede servirle de un importante punto de referencia en su búsqueda.

Para los Yoguis, el medio ideal de alcanzar la realización del Ser y llegar a la compresión del Yo (el Yo superior) , es a través de la meditación profunda. Con ella, se entrena al cuerpo físico para su separación consciente y la fusión de los tres cuerpos (físico, astral y causal) en una única conciencia. La llama cósmica. Por lo tanto, esta muerte es la integración como células del vasto cuerpo universal de nuestro Padre/Madre: La energía universal cósmica (y que muchos también llamamos Dios). 

“Es necesario que él crezca y “yo” mengue … “ Juan el Bautista

“Abraham tuvo que morir al “yo” cuando Dios le pidió a Isaac … “

“Os aseguro hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo (Energía Crística, Om) que cada día muero. 1era de Corintios 15.31


[1] El Bhagavad Guita. La ciencia suprema de la unión con Dios. Pag.98.

Lectura inspirativa para meditar

Para alcanzar grados más profundos de concentración en nuestra meditación, debemos hacer uso de todo recurso que nos ayude a adquirir un estado mental relajado, lo mas limpio posible de pensamientos perturbadores.

Yo suelo hacer una breve lectura inspirativa, previa a la meditación, para sembrar en mi mente un escenario limpio, tranquilo, libre de distracciones. Me gustan mucho, las meditaciones metafísicas de Paramahansa Yogananda y es lo que recomiendo en esta publicación por el beneficio que he logrado obtener con ellas.

En amistad divina
❤️ Nacarid

El Bhagavad Guita

La Ciencia suprema de la unión con Dios. El diálogo inmortal entre el alma y esl Espíritu.

Actualmente estoy leyendo la versión del Bhagavad Guita, comentada por el Maestro Paramahansa Yogananda, un trabajo que realizó ya en sus últimos años de presencia en este plano de existencia y que para mi es un gran legado de sabiduría a la disposición de todo aquel que se encuentra en el camino de regreso a casa, el camino del reencuentro con Dios. En este libro se puede percibir el grado de conexión que este gran Maestro Espiritual, tenía con la Unidad, Conciencia Cosmica, Dios. Sé que es una lectura que mantendré de por vida, ya que la verdad de su contenido se va comprendiendo según la sutilidad intuitiva con la que lo leemos.

En él podremos observar un triple significado: material, astral y espiritual “… aplicable al hombre en todos los niveles de su ser -cuerpo, mente y alma “,  pues su propósito es servir de “ fuente de inspiración para la sociedad, tanto para materialistas y moralistas, como para aquellos que buscan iluminación espiritual y a Dios”.

Leer este libro era una tarea pendiente desde hacía casi 5 años, sin embargo, siento que el mismo cosmos retrasaba un poco la puesta en marcha. Intuyo que tratando de ayudarme a comprender información previa necesaria (al menos para mi) para poder obtener de él el máximo provecho.

Mi intención por ahora, es simplemente poner este libro sobre sus escritorios e invitarlos a tenerlo como una tarea de lectura  pendiente a realizar en cualquier momento de sus vidas que sientan el llamado a hacerlo. Estoy segura que seguiré hablando de él a medida que vaya sintiendo la verdad de sus palabras.

Parte de su contenido:

  • Una mirada en profundidad al origen, evolución y naturaleza del cosmos, que ofrece también descripción descripciones de los planos de existencia más allá del universo físico.
  • La explicación sobre por qué y cómo la práctica de la meditación yógica refina progresivamente la conciencia y le permite al ser humano experimentar el trascendente gozo del alma.
  • Asombrosas correlaciones entre la visión de la realidad contenida en los Vedas y los descubrimientos de la ciencia moderna.
  • Paralelismos entre las enseñanzas del Guita y las de la Biblia
  • Aspectos sutiles del Kriya Yoga y cómo esta antigua ciencia de la meditación acelera la evolución espiritual del ser humano 

Conectando con mi niña interior

Hace ya bastante tiempo que me percaté que esa niña no se había ido a ningún lado, que seguía estando ahí mirándome tímidamente, a la espera de mi atención. Fui yo quien la ignoró por mucho tiempo, creyendo que su tiempo había finalizado, que ya no había tiempo de seguir siendo como ella. La seriedad, responsabilidad y todas esas tareas pre-programadas para el adulto, no daban espacio para tener un niño revoloteando en medio. Pero la vida repentina y sabiamente me llevó a un punto de reflexión interior, para decirme que es en esa niña donde se encontraba mi verdad, mi naturalidad y espontaneidad. La energía genuina con la que vine a este mundo. Que en ella podía redescubrirme.

Cuando un niño aún no está contaminado por el juicio, habla y actúa con la verdad de su corazón, por lo tanto lo hace desde la pureza de su alma. La constitución de este mundo, nos lleva a desconectarnos de esa parte tan importante de nosotros y caminar arrastrados por una sociedad construida por las leyes del intelecto y no por las de la sabiduría. Reconectarse con su niño interior, significa volver a nuestra pureza original, para rescatar de él aquello que por alguna razón decidimos que no sería parte de nosotros, desempolvarlo y usarlo o trascenderlo, según sea el caso.

Tal es mi reconexión con ese aspecto de mi, que mi vida en estos últimos años ha girado en torno a niños. Niños Maestros que han venido a enseñarme la vida desde su ventana cristalina, que me han invitado a ser más relajada y flexible, a dejar de buscar la infinita perfección en todo, si ya todo es perfecto tal cual es,  a perder la vergüenza, a ser sencillamente Yo.

Las creencias

Esos pequeños paquetes informativos que recibimos en nuestra edad temprana, que muchas veces se contradicen con nuestra verdadera esencia y sentir, creando en nosotros un conflicto personal respecto a lo que queremos ser y lo que ellas nos dicen que debemos ser.