¿A dónde vas con tanta prisa?

Para poder hacer un cambio real en ciertos hábitos o actitudes, es muy efectivo buscar tareas cotidianas que nos permitan practicar el nuevo hábito o actitud que queremos adquirir. Por ejemplo, si solemos andar con prisa (incluso sin razón) o somos muy impacientes, debemos obligarnos a buscar una tarea que disminuya nuestra velocidad. Nada mejorSigue leyendo «¿A dónde vas con tanta prisa?»

Calma tu ansiedad

Observar un horizonte sin obstáculos es un beneficioso hábito que te invito a adquirir. Al principio puedes hacerlo a diario de 5 a 10 min. Luego, tu propio cuerpo te regulará la frecuencia. Yo lo hago 1 vez a la semana durante 10 min. Este sencillo y delicioso hábito, envía una imagen de serenidad ySigue leyendo «Calma tu ansiedad»