El cuerpo habla lo que la mente calla

Comprender el lenguaje de nuestro cuerpo, nos permite establecer una comunicación íntima que podría transformarse en una herramienta preventiva de enfermedades.

No somos, experimentamos

Comprender que estamos en constante cambio, nos permite vivir libre de ataduras al Yo Soy. Decir Yo Soy “algo” limita nuestro campo de existencia a ese “algo” que al sentirlo absoluto e inamovible puede ocasionarnos sufrimiento.

Pongamos en práctica la sencilla filosofía de vernos a nosotros mismos como una experiencia en constante movimiento.

La observación como herramienta para detectar un conflicto

La observación como herramienta para detectar un conflicto

Una sencilla práctica que nos ayudará a descubrir patrones de situaciones que debemos resolver para evitar que evolucionen a nivel de conflicto existencial o síntoma físico.

Si deseas contactar una sesión completa puedes contactarme a través de la cuenta de telegram: nacarid@ gmail.com

En amistad Divina
Nacarid ❤️

Despierta tu potencial dormido

Si deseas fortalecer una de tus tantas virtudes y capacidades, ayúdate a través de la práctica de una actividad que disfrutes y a su vez te permita trabajar en tu objetivo. Esta suele ser una fórmula balanceada y efectiva.

Respecto a ayudar a otros

Para podernos ver a nosotros mismos, nos proyectamos inconscientemente en los demás. Cuando deseamos ayudar a nuestro hermano y su problema nos afecta profundamente, ¿no estaremos proyectando nuestro propio problema ? ¿ no seremos nosotros mismo los que necesitamos la ayuda?

Rituales

Si ustedes son de los que les cuesta separarse de las cosas materiales, usar el dinero sin temor ( lo cual genera escasez) o son muy apegados a todo, pueden poner en práctica este ritual que yo suelo usar en mi día a día. En mi caso, un ritual no es mas que una orden amorosa que envio al Universo y por ende a mi misma, a través de un acto simbólico. Esta asociación tiene un resultado real, siempre que se haga con la certeza que será así.

Con el dinero. Cuando hago un pago de lo que sea, digo mentalmente: “con este acto libero la deuda que hay en mi” .

Cuando obsequio ropa usada u objetos: “ con este acto libero el apego que hay en mi” .

Cuando tiro la basura o cosas que ya no sirven: “con este acto libero la carga que hay en mi”.

Son frases que asociadas al acto envían una orden a nuestro inconsciente y con la constancia y certeza , comienzan a mover esa energía bloqueada en nosotros, disminuyendo su fuerza tanto como lo queramos.

¿A dónde vas con tanta prisa?

Para poder hacer un cambio real en ciertos hábitos o actitudes, es muy efectivo buscar tareas cotidianas que nos permitan practicar el nuevo hábito o actitud que queremos adquirir. Por ejemplo, si solemos andar con prisa (incluso sin razón) o somos muy impacientes, debemos obligarnos a buscar una tarea que disminuya nuestra velocidad. Nada mejor que usar la vida misma para ponerlo en práctica. A cuantos de nosotros nos ha pasado que cuando queremos pagar y salir YA del supermercado, elegimos la caja cuyo cliente anterior es una señora que cuenta centavo a centavo el total de su pago?. Acaso la mala suerte nos persigue?. Son éstas, inoportunas casualidades?. Claro que no, nada es casual en nuestras vidas. Nuestro inconsciente nos llevó a la caja perfecta porque sabe de nuestra impaciencia y desea ayudarnos presentándonos una situación en la que tenemos la “opción” de esperar. La vida es una constante toma de desiciones. Optemos por esperar “paciente y amorosamente”. Respiremos profundo. Tratemos de disfrutarlo. Lo mismo podemos hacer cuando vamos caminando y nos topamos con Don o Doña tortuga delante. Esa persona ha “aparecido” en nuestro camino para ayudarnos a disminuir nuestra velocidad. Hagámoslo. Caminemos unos minutos detrás, desaceleremos nuestro corazón y cuando seamos conscientes del mensaje, entonces adelantemos si es necesario. Utilicemos cada situación como lo que es, un mensaje de la vida para mejorar. Por supuesto que para verlos, debemos aprender a vivir en el aquí y ahora, pero éste, es otro tema.

Tu espacio de luz

Crea espacios de refugio que sean sólo para ti. Con mucha luz, limpio, ordenado, que con solo entrar en él , ya te sientas calmada, calmado. Ten una velita blanca, fragancias que te relajen. Un instrumento o un pequeño altavoz para escuchar música con la que conectes. Un mueble cómodo para sentarte (puf, cojín sofá, tu elige).

Ese lugar ya existe, está dentro de ti, pero como muestra mente no suele creer en lo que no ve, lo más sencillo es hacer la equivalencia física. Cada vez que entres imagina que estás entrando en ti. Con práctica y disciplina, podrás entrar a ese lugar, cada vez que lo desees, aún sin hacerlo físicamente. Esa. será tu baticueva, el lugar de tus respuestas, tus ideas, tu recarga energética , tu amor.

El poder del sonido

Una práctica muy sencilla que recomiendo para armonizar y elevar nuestra vibración (energía) , es usar un sonido muy puro cada mañana antes de iniciar nuestras tareas diarias, de 3 a 5min. Si pueden un poco más que así sea. El mismo sonido les hará sentir cuándo parar.

Usen un cuenco (de 7 metales si es posible) o de cuarzo o cualquier otro objeto que produzca un sonido muy limpio, una pequeña campana o un palo de agua. Lo importante es que genere un sonido con el que se identifiquen y les haga sentir calmados.

Nuestra frecuencia vibratoria suele bajar por las cargas diarias, esto le da cabida a energías densas como la ira, cansancio, tristeza, etc. Esta práctica nos ayudará a evitar que tales cargas se acumulen en nuestro cuerpo llegándose a transformar en un síntoma.